+ 34 981 851 009

Inicio Blog Noia, villa de leyendas y meigas

Noia, villa de leyendas y meigas

Martes 7 de agosto de 2017

Tierra de leyendas y meigas, es lo que esconde entre sus piedras y edificios esta villa que envuelve la Sierra de Outes, entorno de nuestras cabañas.

Os presentamos a Noia y su casco viejo, considerado Conjunto histórico desde 1985, ya que sus casas de estilo gótico marinero y los escudos nobiliarios son todo un emblema. Además de historia, este municipio de A Coruña posee gran cultura gastronómica; la empanada de berberechos con masa de maíz es su especialidad, así que no puedes irte sin probar esta delicia gallega.

Se dice que Noia fue villa de zapateros y carniceros, a pesar de que este era considerado un gremio mal visto. También es la cuna de poetas, como Antón Avilés de Taramancos y María Mariño “La Costurera” que enriquecen la literatura y dan prestigio a sus calles.

Su localización geográfica hace que se considere un lugar muy especial, ya que se encuentra en la desembocadura del río Tambre, por lo que en la Edad Media se convirtió en el puerto de Santiago de Compostela, a escasos 30 km de distancia.

Por estas y muchas otras razones, se lleva celebrando desde hace 10 años la Feria Medieval de Noia, convocada la segunda semana de cada mes de julio. Durante estos días no falta la música y la diversión, a cargo de juglares, bufones, malabaristas..., y numerosas actividades destinadas al disfrute de público de todas las edades.

La villa de Noia da paso a sus edificaciones más destacadas como es la catedral de Santa María A Nova, hoy convertida en museo. No es un lugar cualquiera, acoge más de 500 lápidas funerarias de entre los siglos XIV y XVII y posee un curioso cruceiro con baldaquino, existiendo dos en toda Galicia, el de Noia y otro en Baiona. Esta iglesia posee uno de los cementerios más bellos e importantes de España, la Quintana dos Mortos.

Nos trasladamos a la zona más alta de la localidad, dando fuerza al municipio, se encuentra la Iglesia de San Martiño, presidiendo la Plaza de O Tapal con su gran rosetón, un increíble reloj y sus alucinantes gárgolas a media altura que destacan ante nuestros ojos.

Esta iglesia tiene una peculiaridad, y es que le falta una segunda torre. Tendríamos que remontarnos a las hostilidades de la época entre los nobles de Noia y el Arzobispado para poder explicar la ausencia de este. Se piensa que fue para evitar que el templo de Noia rivalizara con la catedral de Santiago, y una maldición amenazó desde entonces a quien osara construir esta segunda torre.

No todo lo que enseña Noia son reseñas religiosas, la villa posee un pazo urbano del siglo XV en pleno centro histórico que destaca por su fachada gótica y un reloj solar, la Casa da Xouba.

Encontramos también un puente colgante en el Tambre, del que salen numerosas rutas de senderismo interesantes, gracias a las fantásticas vistas y lugares asombrosos que te puedes encontrar a su paso.

Después de esto, no te pienses tanto el reservar estancia con nosotros y descubre las maravillas que Galicia esconde y acércate a Noia para descubrir un lugar mágico.